Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/antoniolinares/www/wp-includes/script-loader.php on line 757

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/antoniolinares/www/wp-includes/script-loader.php on line 757

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/antoniolinares/www/wp-includes/script-loader.php on line 758

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/antoniolinares/www/wp-includes/script-loader.php on line 758

Deprecated: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in /home/antoniolinares/www/wp-content/plugins/gravityforms/common.php on line 4181
ÉPULIS | ¿Qué es? Tipos y sus diversas causas - Clínica de Periodoncia Antonio Liñares
tratamiento en clinica liñares

ÉPULIS | ¿Qué es? Tipos y sus diversas causas

Hoy queremos hablaros sobre esta lesión que puede aparecer en nuestras encías o en el resto de partes blandas de nuestra boca. Se trata de quiste con aspecto blanco y flácido, que aparece como una pequeña llaga y suele ser de carácter benigno. Sin embargo debemos saber que el épulis crece rápidamente, causando dolor, molestias al masticar e incluso llegando a sangrar. Por ello es necesario acudir rápidamente a un especialista en cuanto lo detectamos o creemos que puede tratarse de este tipo de lesión.

¿Cuál es la causa del Épulis?

No existe una sola causa para la aparición del épulis. En algunos casos aparece debido al roce de una prótesis dental que no está bien ajustada. Pero también puede aparecer, por ejemplo, durante los primeros meses de embarazo debido al aumento de estrógenos o en los pacientes más jóvenes por acumulación de sarro.

TIPOS DE ÉPULIS

  • Congénito: suele darse en el borde alveolar del maxilar superior o en la mandíbula del recién nacido. Podría provocarle dificultades respiratorias o problemas en la alimentación. Por este motivo, y aunque hay casos en los que desaparece solo, suele recomendarse la extirpación quirúrgica.
  • Fisurado: en este caso se produce por irritación y generalmente se trata de una lesión que aparece en pacientes sin dientes, y portadores de prótesis dentales removibles que no están bien ajustadas, como os explicamos antes.
  • Del embarazo: debido al aumento de los estrógenos (hormonas femeninas) durante los primeros meses de embarazo, puede aparecer un épulis.
  • De células gigantes: es la variante más común y se da principalmente en los jóvenes. Puede deberse a muchísimas cosas como por ejemplo una extracción complicada de un diente, algún tipo de infección crónica, la acumulación de sarro, etc…

Nosotros queremos centrarnos hoy en estos dos últimos. El épulis del embarazo, como explicábamos arriba, suele aparecer durante el primer trimestre de gestación debido a los cambios hormonales. En la mayoría de los casos suele desaparecer solo cuando el cuerpo de la mujer recupera su equilibrio hormonal por lo que en principio no debería ser necesaria la intervención quirúrgica. Sin embargo, si el épulis interfiere demasiado al masticar, sangra o supura con frecuencia podría realizarse el tratamiento quirúrgico a partir del segundo trimestre del embarazo. En caso de no ocasionar demasiadas molestias durante el embarazo pero permanecer tras el parto, también deberíamos proceder a su extirpación.

En cuanto al segundo caso, el épulis de células gigantes, tienen mayor prevalencia en la adolescencia. Viene derivado principalmente de una presencia excesiva de sarro en los dientes y encías debido a una mala higiene o también puede aparecer tras exodoncias complejas, que causen una inflamación en la encía derivando en este problema.

¿Puedo evitar su aparición?

Como decimos siempre, la prevención es la base para que el problema sea lo más pequeño posible, así que lo principal será encontrar la causa que lo provoca y eliminarla o corregirla para que no vaya a más.

Por eso es tan importante acudir a las revisiones que nos marcan nuestros especialistas, así podrán observar el estado de nuestra boca y corregir lo que está ocasionando el problema. Por aquí os dejamos algunos consejos para prevenir su aparición o evitar que derive en un problema mayor.

  • Llevar a cabo buenas prácticas de higiene dental es totalmente fundamental. Cepillarse los dientes con regularidad y por supuesto utilizar la seda dental para eliminar la placa que no podemos eliminar con el cepillo.
  • Acude a tu dentista con regularidad. Como os decíamos, son importantísimas estas revisiones para que el especialista vea cuales son las necesidades que tenemos y proceda a solucionarlas, como por ejemplo la realización de profilaxis orales para la eliminación del sarro.
  • Si tienes gingivitis o periodontitis debes tener en cuenta que será mas habitual que puedan surgir este tipo de lesiones por lo que es fundamental realizar tus tratamientos periodontales.

Y una vez que ya lo tenemos, ¿cómo podemos o debemos tratarlo?


Una vez que hemos detectado la presencia de un épulis en nuestra boca acudiremos a nuestro especialista para que pueda confirmar el diagnóstico y solicitar las pruebas pertinentes para proceder a su extirpación quirúrgica en caso de que sea necesario.

Debemos tener en cuenta que, además de la intervención quirúrgica, para su extracción el especialista deberá detectar qué es lo que lo ha provocado la lesión y corregir el problema para que no vuelva a suceder en futuras ocasiones.

El diagnóstico es fundamental para que el épulis no alcance estadíos más graves. Como os decimos siempre, tanto en este caso como si presentas cualquier otro problema odontológico, la prevención y el tiempo son clave. Cuanto más tardamos en detectar el problema, más compleja será la solución.

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;