pericoronaritis

¿Qué es la pericoronaritis?

Cuando hablamos de pericoronaritis puede haber mucha gente que confunda el término con la periodontitis o con otras enfermedades de las encías, es decir, con los tejidos blandos que rodean al diente.

Esta dolencia está efectivamente relacionada con las encías y se trata de una inflamación que puede derivar en infección precisamente en esa zona de la boca.

A continuación te contamos con todo detalle en qué consiste, cuáles son las causas que pueden hacer que aparezca la pericoronaritis y qué tratamientos son los más eficaces para eliminarla.

 

¿Por qué aparece la pericoronaritis?

La pericoronaritis, tal y como indica el propio término, es una infección o inflamación de las encías que rodean una pieza dental y suele darse en las muelas.

  • Peri: Alrededor de (en este caso de la corona del diente)
  • Corona: Parte de una pieza dental expuesta por encima de la encía y que está recubierta por esmalte.
  • Itis: Inflamación

Esta afección suele tener lugar cuando erupcionan las muelas de juicio por lo que generalmente se da en personas de entre 20 y 30 años. También existe otro tipo de pericoronaritis que puede darse a edades más tempranas, con la erupción de los primeros molares, en torno a los 6-10 años.

Esta inflamación o infección de las encías tiene lugar como consecuencia de varias cuestiones que pueden darse al erupcionar estas piezas dentales, de más tamaño que el resto de los dientes.

 

Pericoronaritis por retención o fractura molar

Este tipo de pericoronaritis es el más común a la aparición de las muelas, sea cual sea el tipo (molares, premolares o muelas de juicio) y está relacionado con el hecho de que la propia pieza pueda estar saliendo en una posición distinta a la ideal, que por lo general afecta en mayor proporción a la cantidad de encía que se traslada para hacerle hueco.

Se trata de una forma de pericoronaritis que puede aparecer cuando por ejemplo la pieza molar erupciona en horizontal en vez de en vertical, ejerciendo mucha más presión de la debida sobre la encía y también sobre otras piezas, pudiendo provocar apiñamientos.

 

Pericoronaritis por recubrimiento de encía sobre la muela

Se trata de un tipo de pericoronaritis que también se da en las muelas en erupción, cuando la encía no se termina de retirar del todo para que la pieza salga con normalidad. Al crearse una especie de “bolsa” con el tejido que rodea la muela, puede cursar la infección o la inflamación como consecuencia de la acumulación de bacterias procedentes de restos de comida.

 

Pericoronaritis por falta de higiene bucodental

No tener una buena higiene bucodental puede provocar que esa “bolsa” de la que hablábamos en el epígrafe anterior no quede perfectamente limpia en cada cepillado o enjuague. Esto sucede como consecuencia de una limpieza superficial al tratarse de una zona de difícil acceso.

 

Pericoronaritis por acumulación bacteriana

La pericoronaritis o infección e inflamación de las encías que rodean a las muelas también puede simplemente darse por acumulación de bacterias, algo que también depende de condiciones relacionadas con el calor o la humedad, además de la falta de higiene. Todo ello es un perfecto caldo de cultivo para que la proliferación bacteriana pueda causar pericoronaritis.

 

¿Cuáles son los síntomas habituales de la pericoronaritis?

Como toda afección bucal que cursa con inflamación o infección periodontal, hay algunos síntomas habituales y comunes a otras enfermedades de las encías. En realidad la sintomatología de la pericoronaritis no es excesivamente alarmante ni molesta, pero sí conviene tener en cuenta que si no se trata correctamente, puede derivar en problemas de mayor gravedad.

Los primeros síntomas de la pericoronaritis son:

  • Inflamación y enrojecimiento de la encía
  • Masticación dificultosa
  • Sangrado gingival
  • Infección que puede dar malestar general, halitosis, supuración e incluso febrícula
  • Dolor en la zona afectada y dolor irradiado en cuello, cabeza o incluso oído

Los síntomas más graves que pueden darse en una pericoronaritis avanzada son:

  • Caries
  • Inflamación de los ganglios pudiendo dar lugar a faringitis o amigdalitis
  • Desarrollo de flemones
  • Evolución de la gravedad hacia gingivitis o periodontitis

 

¿Cómo tratar y curar la pericoronaritis?

Si se padece alguno de los síntomas anteriormente mencionados como consecuencia de la erupción de alguna muela, es conveniente consultar en primer lugar con el especialista.

Determinar la gravedad es el primer paso para llevar a cabo un tratamiento correcto de la pericoronaritis y evitar alcanzar estados más avanzados que puedan desembocar en gingivitis o periodontitis.

La limpieza profesional suele ser un segundo paso indicado para comenzar a tratar la inflamación de las encías enfermas debido a la erupción molar y, en caso de haber algún flemón, debe realizarse también un drenaje para eliminar la infección.

El/la paciente también es responsable de la propia evolución y mejora de su pericoronaritis ya que sobre él/ella recae la responsabilidad de adecuar la higiene lo suficiente como para que la proliferación bacteriana se reduzca y la inflamación remita. El uso de colutorios con contenido en clorhexidina y/o soluciones salinas son también habituales en el tratamiento de la pericoronaritis y en los casos más graves, puede ser necesaria la prescripción de antibióticos o antiinflamatorios. Si el dolor es moderado o fuerte, también podrían recetarse analgésicos para calmar las molestias en la zona.

En los casos en que el recubrimiento de la encía suponga un problema para la erupción de la pieza, puede realizarse una cirugía menor denominada gingivectomía que consiste en la extirpación de esa parte de tejido blando que se interpone en el camino de la muela. Si la erupción es demasiado horizontal como para causar caries por contacto o maloclusiones, será necesario llegar a extraer la pieza.

¿Crees que padeces pericoronaritis? ¿Quieres que evaluemos tu caso o el de algún/a familiar?

Como especialistas en el tratamiento de las enfermedades de las encías, en nuestra clínica contamos con todo lo necesario para llevar a cabo el mejor diagnóstico y el tratamiento adecuado de este tipo de afecciones bucales. No dudes en ponerte en contacto con nuestra clínica de A Coruña (en San Andrés, 90) y el Dr. Liñares y su equipo se encargarán de recuperar la salud de tus dientes y encías.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;