alzheimer y periodoncia

Novedades sobre la asociación entre periodontitis y Alzheimer

La incidencia de la enfermedad de Alzheimer sigue aumentando a medida que la población envejece. A día de hoy, constituye la quinta causa de muerte en el mundo. Sin embargo, aún no ha sido posible determinar su etiología de manera fehaciente; tampoco existe de momento una cura, y los tratamientos que se aplican tienen una efectividad limitada.

Existe una teoría que relaciona el Alzheimer con un tipo de infección oral, la periodontitis, una enfermedad inflamatoria, de etiología infecciosa (bacterias), que provoca la destrucción de los tejidos de soporte dentario y, en caso de no aplicar un tratamiento, supondría la pérdida de los dientes.

Un poco de historia sobre el Alzheimer

A lo largo de los años y de múltiples estudios, la enfermedad de Alzheimer se ha asociado con la acumulación de placas de proteínas amiloides y tau a nivel cerebral. Pero, considerando que la función de las proteínas amiloides podría constituir una defensa contra las bacterias, la atención se ha desviado hacia aquellas bacterias que se asocian con el Alzheimer, especialmente las que causan la enfermedad de las encías, al ser este un reconocido factor de riesgo. Experimentos con ratones confirmaron la capacidad de las bacterias de viajar de la boca al cerebro, y mostraron que la proteína tóxica que secretan, llamada gingipain, destruye las neuronas.

En cualquier caso, no se puede negar la frecuente convivencia de ambas patologías, Alzheimer y periodontitis. Desde hace tiempo se ha detectado la presencia de bacterias asociadas a la enfermedad gingival en los exámenes postmortem de cerebros de pacientes con Alzheimer. Según un estudio taiwanés, las personas con un historial de 10 años o más de periodontitis crónica eran un 70% más propensas a desarrollar Alzheimer. Otro estudio descubrió que las personas con Alzheimer que tenían enfermedad de las encías experimentan una tasa más rápida de deterioro cognitivo.

periodontitis y alzheimer

¿Qué dicen las últimas investigaciones sobre periodontitis y Alzheimer

La revista “Science Advances” ha publicado recientemente el artículo “Porphyromonas gingivalis in Alzheimer’s disease brains: Evidence for disease causation and treatment with small-molecule inhibitors”, que recoge estudios acerca de la influencia de Porphyromonas gingivalis, el patógeno más relevante en periodontitis, sobre la enfermedad de Alzheimer. Además, proponen un posible tratamiento que está siendo evaluado.

Según estos estudios, Porphyromonas gingivalis, el patógeno periodontal más relevante y el más frecuente en periodontitis, a través de sus toxinas gingipaínas, puede reproducir los procesos pato-fisiológicos asociados a la enfermedad de Alzheimer en diferentes modelos animales, siendo capaz de invadir e inflamar las regiones cerebrales afectadas por esta patología. Las infecciones de las encías pueden empeorar los síntomas en ratones con Alzheimer y causar inflamación cerebral similar al Alzheimer, daño neural y placas amiloides en ratones sanos.

También se ha confirmado su presencia en humanos, de los que han analizado tejido cerebral, líquido cefalorraquídeo y saliva de pacientes vivos y muertos con diagnóstico y sospecha de padecer la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores valoran la hipótesis que la infección por P. gingivalis actúa en la patogénesis de la  enfermedad de Alzheimer mediante la secreción de gingipaínas para promover el daño neuronal, ya que encontraron que la reactividad inmunológica de la gingipaína en cerebros con Alzheimer fue significativamente más elevada que en los cerebros de individuos sin Alzheimer.

Stephen S. Dominy (uno de los primeros autores del estudio junto con Casey Lynch), que coordina la investigación a través de la farmacéutica Cortexyme, ha declarado que «los agentes infecciosos han estado implicados en el desarrollo y la progresión del Alzheimer antes, pero la evidencia de la causalidad no había sido convincente. Ahora, por primera vez, tenemos pruebas sólidas que conectan el patógeno intracelular P. gingivalis y la enfermedad de Alzheimer«.

Posible tratamiento y vacuna

Así como el tratamiento con antibióticos es muy poco frecuente que erradique la P. gingivalis, el bloqueo de la actividad proteolítica de la gingipaína con péptidos cortos sí que reduce su virulencia. Los inhibidores de gingipaína podrían ser valiosos para tratar la colonización cerebral y la neurodegeneración ocasionada por  P. gingivalis en la enfermedad de Alzheimer. Tras pasar las pruebas iniciales de seguridad, se han mostrado evidencias de mejorías en los participantes con Alzheimer. En Cortexyme se está trabajando en el lanzamiento de un fármaco y el equipo de estudio de Melbourne está en proceso de desarrollo de una vacuna contra la bacteria.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;