implantes dentales zirconio

Implantes dentales de zirconio

La implantología es una de las áreas odontológicas con mayor ritmo de modernización y crecimiento. De un tiempo a esta parte, todas las innovaciones introducidas en este tipo de técnicas de reemplazo de piezas dentales nos ha permitido a los profesionales devolver la sonrisa a nuestros pacientes no solo con mayores garantías de éxito si no también con mejores resultados estéticos.

Los implantes dentales no son, sin embargo, un invento reciente y hay estudios que sugieren que ya en el antiguo Egipto se encontraron evidencias de dientes trasplantados entre humanos y animales o incrustaciones de piedras y metales preciosos en sustitución de las piezas ausentes.

A principios del siglo XIX se llevó a cabo la colocación de los primeros modelos que podríamos calificar como más similares a los de nuestros días. Aquellos implantes dentales primigenios eran metálicos intraalveolares y en ocasiones de oro, con lo que resultaban muy costosos. Las investigaciones en este sentido propiciaron el uso de nuevos materiales y la aparición del titanio marcó una revolución porque se trata de un compuesto que permite la osteointegración, es decir, que la pieza implantada pueda unirse bioquímicamente al hueso donde se coloca, logrando una fijación prácticamente igual a la existente entre la parte ósea y una pieza dental original.

Más recientemente, se ha extendido el uso de sustancias no metálicas y la búsqueda de alternativas nos ha acercado al zirconio, un material considerado una cerámica que además es también biocompatible. ¿Qué es y qué ventajas presenta? ¡Veámoslo a continuación!

 

¿Qué son los implantes dentales de zirconio y por qué se están poniendo tan de moda?

Los implantes dentales de zirconio son un tipo de piezas de sustitución para los dientes ausentes hechos de un material no metálico. El zirconio está considerado una especie de cerámica y su color natural es blanquecino, de manera que se integran especialmente bien en sonrisas cuyas encías sean más finas, pues se puede evitar el color grisáceo que puede aparecer con los modelos de metal.

El zirconio es un material en forma cristalina que se extrae del zircón, un mineral muy abundante en la corteza terrestre y uno de los más antiguos conocidos. Gracias a sus propiedades y durabilidad, su uso se ha extendido mucho en odontología porque a pesar de su resistencia, es fácilmente moldeable.

Por si fuera poco, el zirconio tiene un alto grado de biocompatibilidad, lo que permite integrarse con el hueso sobre el que se asienta el implante de forma excepcional, tal como lo consiguen los modelos de titanio.

 

Ventajas de los implantes dentales de zirconio frente a otros tipos

A continuación te detallamos algunas de las principales ventajas que presentan los implantes dentales de zirconio frente a otros tipos, como pueden ser los de titanio.

  • Propiedades antialérgicas: Son perfectos para aquellos pacientes que presentan alergias al titanio o para aquellos que son más reticentes al uso de metales. También son beneficiosos para aquellas personas que deban someterse a resonancias magnéticas nucleares de forma más o menos habitual.
  • Biocompatibilidad: La osteointegración es mejor en casos complicados y además el riesgo de rechazo es más bajo que el de otros tipos de implantes dentales.
  • Adaptabilidad e higiene: Se reducen las molestias en los pacientes y además, la proliferación bacteriana y la aparición de placa es mucho menos probable, ayudando a una mejor higiene.
  • Resistencia: Son implantes muy resistentes y duraderos. Soportan especialmente bien los cambios de temperatura.
  • Estética: Los implantes dentales de zirconio, al ser éste un material blanco per se, resultan más estéticos y se evita el griseo de las zonas de encía más fina. Incluso en aquellos casos en que pueden darse retracciones de encía con el paso del tiempo, el impacto visual del implante es menor que en el caso de los metálicos, ya que se ven de color blanco, en vez de gris.

 

¿Qué implantes de zirconio empleamos en nuestra clínica?

En nuestra clínica somos expertos en implantología avanzada y técnicas de recuperación ósea para aplicar tratamientos de sustitución de piezas ausentes. Nuestro equipo de profesionales, junto al Dr. Liñares, se encarga de devolver la sonrisa a aquellos pacientes a los que les faltan uno o varios dientes y para ello confiamos en el Sistema Straumann®.

Este sistema es uno de los que goza de mayor tasa de supervivencia a nivel mundial, alcanzando hasta el 98% y en sus más de 30 años de experiencia científica ha logrado desarrollar también implantes dentales de zirconio. Su sistema Straumann® Pure Ceramic ofrece una amplia versatilidad protésica y de diámetros para adaptarse a las necesidades y anatomía de cada paciente con precisión, cumpliendo no solo con las altas expectativas estéticas de aquellos que quieren evitar el uso de plástico o metal, sino con los más estrictos estándares de calidad, durabilidad y biocompatibilidad.

¿Quieres saber más sobre cómo son los implantes dentales de zirconio y cómo es el tratamiento de implantología que empleamos en nuestra clínica? No dudes en consultarnos a través de nuestras redes sociales o a través del formulario de contacto que puedes encontrar al final de esta página, pídenos cita sin compromiso y… ¡vuelve a sonreír!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;