Claves del tratamiento periodontal regenerativo

Claves del tratamiento periodontal regenerativo

El tratamiento periodontal regenerativo es, a grandes rasgos, una técnica odontológica que permite recuperar el soporte perdido de una pieza dental en beneficio del paciente. La causa de esa pérdida de soporte puede ser el avance de la enfermedad periodontal, una patología que afecta nada menos que en torno a 10 millones de personas en nuestro país y que además en muchos casos el paciente desconoce que la sufre.

Tanto es así que se la conoce como “la enfermedad silenciosa”, porque a menos que los síntomas sean muy evidentes y se encuentre en un avanzado estado, apenas causa dolor, una de los principales motivos por los que se suele acudir a una cita con el dentista.

Como decíamos, la enfermedad periodontal puede estar en el origen de la degradación de los tejidos y el hueso que forman los cimientos del diente, pudiendo causar la pérdida de éste. ¿Hay forma de evitarlo?

Lo cierto es que no en todos los casos es posible, pero en algunos de ellos en los que el diagnóstico es favorable, se puede llevar a cabo la terapia periodontal regenerativa gracias a la cual podemos recuperar ese soporte, alargar la vida útil de la pieza dental y evitar además tener que recurrir a tratamientos de reposición protésica como aparatos de poner y quitar, puentes fijos o implantes dentales.

¿Cuáles son las claves del tratamiento periodontal regenerativo? ¡Te las contamos!

 

¿Qué causa la pérdida de tejidos y hueso?

La pérdida de tejidos periodontales responde a varios factores que hay que tener en cuenta al abordar un caso para el que podría emplearse el tratamiento periodontal regenerativo. Los principales factores están relacionados con la falta de autocuidado derivada de una mala o insuficiente higiene bucodental, propiciando la acumulación de placa bacteriana y la formación de sarro. Esto podría evitarse con otro de los factores que pueden causar pérdida de tejido periodontal como lo son las visitas periódicas al dentista.

Aunque también existen factores genéticos en la aparición y desarrollo de la periodontitis, son la falta de higiene y de concienciación de la importancia de las visitas al odontólogo lo que favorece el desarrollo de enfermedades periodontales que pueden causar la pérdida de tejidos.

En el caso de la pérdida del hueso que sustenta al diente, también hay unos determinados factores que pueden influir para que esto suceda. Además de la enfermedad periodontal en estados muy avanzados y otras infecciones óseas, también pueden causar pérdida de hueso patologías como el bruxismo.

Este problema que sufre cerca de un 70% de la población en nuestro país, genera desgaste óseo debido a la excesiva presión con la que aprietan ambas dentaduras, la superior contra la inferior y viceversa, especialmente durante la noche, haciendo rechinar los dientes. Además de causar problemas en la articulación temporomandibular, el bruxismo ocasiona traumas en las propias piezas y también en todas las estructuras orgánicas asociadas, incluyendo los huesos mandibulares.

 

¿En qué consiste el tratamiento periodontal regenerativo?

Una vez conocemos los factores que pueden dañar y causar la pérdida de tejidos periodontales y óseos detallaremos en qué consiste la terapia periodontal regenerativa. Dentro de los tratamientos periodontales, en su mayoría enfocados en frenar el avance de la enfermedad periodontal y en mantenerla a raya, esta técnica está centrada en la posibilidad de revertirla.

El tratamiento periodontal regenerativo ofrece la posibilidad de restaurar tejidos y hueso para evitar la pérdida de la pieza dental. En concreto, se lleva a cabo mediante técnicas quirúrgicas regenerativas que permiten restaurar al completo el aparato de inserción del diente, compuesto por el cemento, el ligamento periodontal y el hueso alveolar.

Hay que tener en cuenta que la regeneración ósea como tal no es posible en la mayoría de casos debido al avanzado estado de la enfermedad, pero sí existen situaciones muy específicas en las que, mediante la realización de técnicas de cirugía regenerativa, se puede lograr.

Todo dependerá mucho del diagnóstico y de que el paciente reúna las características necesarias para ser susceptible de considerarlo apto para este tipo de tratamiento. Esto es porque en la mayoría de casos, aun existiendo defectos intraóseos, es posible lograr una evolución muy positiva de la enfermedad periodontal empleando únicamente tratamientos conservadores, frenando el avance de la periodontitis y, por tanto, evitando recurrir a los tratamientos quirúrgicos.

 

¿En qué casos está indicado el tratamiento periodontal regenerativo?

Como decíamos, los tratamientos conservadores nos permiten frenar la periodontitis y evitar la pérdida de dientes conservando las piezas por mucho tiempo. Es por ello que el tratamiento periodontal regenerativo esté indicado sólo para unos determinados casos en los que se hace necesario recurrir a la cirugía. ¿Cuáles serían los más adecuados para proceder con terapia periodontal regenerativa?

  • Lesiones periodontales de tipo vertical
  • Lesiones poco cronificadas
  • Amplio número de paredes del defecto óseo
  • Poca distancia entre la pared ósea y la superficie radicular

En la fase de diagnóstico, es necesario comprobar si existen problemas de oclusión que puedan causar la periodontitis y, si fuese necesario, habrían de tratarse previamente, llevar un control exhaustivo de la higiene y retirar el tabaco, si se consumiese.

 

¿Cuáles son las principales técnicas utilizadas en el tratamiento periodontal regenerativo?

Existen varias formas de abordar la terapia periodontal regenerativa para lograr los efectos deseados, es decir, la recuperación de tejidos periodontales y estructura ósea que sostienen la pieza dental. Una de las más destacadas es la regeneración tisular guiada, una cirugía que consiste en la aplicación de una membrana biocompatible con el paciente.

La complejidad de esta técnica hace que una alternativa perfecta sea el uso de proteínas derivadas de la matriz del esmalte y su aplicación en los defectos intraóseos periodontales. Se trata de un método más sencillo de llevar a cabo, con menor índice de morbilidad y menos invasivo para el paciente.

El éxito del tratamiento periodontal regenerativo, también en función de la técnica empleada, dependerá en gran medida de un buen diagnóstico previo, de un estudio minucioso de las características del paciente, de la pericia de los profesionales que realizan el tratamiento y también de un control postoperatorio completo y exhaustivo que permita llevar a buen término el tratamiento.

El tratamiento periodontal regenerativo permite recuperar los cimientos de las piezas dentales dañadas y conservarlas por periodos que pueden superar los 15 años.

De esta forma se puede evitar recurrir a tratamientos de implantología avanzada que, si bien ofrecen una solución para conservar la sonrisa y una dentadura funcional, no permiten conservar los tejidos y nervios que hacen que el paciente, por ejemplo, cuente con sensibilidad y capacidad para notar la presión correcta en la mordida.

 

¿Te gustaría saber si es posible realizar este tratamiento en tu caso?

En nuestra clínica somos especialistas en periodoncia y, con el Dr. Liñares al frente, contamos con décadas de experiencia e investigación puestos al servicio de nuestros pacientes en el tratamiento de enfermedades periodontales.

No dudes en contactar con nosotros si tienes dudas acerca de este u otros tratamientos y recuerda que puedes pedirnos cita a través de nuestra sección de contacto. ¡Te esperamos!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;