Alzheimer y enfermedad periodontal: factor de riesgo

Alzheimer y enfermedad periodontal: factor de riesgo

¿Sabías que la enfermedad periodontal puede casi duplicar el riesgo de padecer Alzheimer? Así lo confirman varios estudios epidemiológicos realizados en todo el mundo en los que se pone de manifiesto que la periodontitis puede incrementar en 1,5 o 2 veces el riesgo de deterioro cognitivo y más concretamente el riesgo de padecer Alzheimer.

Ya te hablamos en otra ocasión sobre la asociación de Alzheimer y periodontitis explicándote de la evolución de las dos patologías y la convivencia entre ambas. En este nuevo artículo, ahondaremos en cuál es el principal nexo que relaciona las dos enfermedades, puesto que las últimas investigaciones apuntan principalmente hacia un único factor de riesgo: la inflamación.

El propio Dr. Liñares nos explicaba en el podcast número 6 del canal San Andrés 90 cómo el estado de salud de nuestras encías y el avance de la enfermedad periodontal puede afectar a nuestra salud en general y, más concretamente, cómo se ha llegado a determinar que la convivencia de esta patología con el Alzheimer tiene su raíz en un proceso inflamatorio. Aquí profundizaremos en ello para arrojar un poco de luz sobre esta cuestión.

Diagnóstico del Alzheimer y su relación con la salud oral

Es cierto que el origen del Alzheimer es todavía desconocido, si bien muchos estudios apuntan tanto a factores de base genética y a posibles mecanismos ambientales que determinan el desarrollo de esta enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta a través de un deterioro cognitivo y trastornos conductuales.

Otra de las posibles causas es la reducción de la producción cerebral de un neurotransmisor denominado acetilcolina, que provoca un deterioro en el rendimiento de los circuitos colinérgicos del sistema cerebral.

Por otro lado, el factor de riesgo más importante en el Alzheimer es el hecho de que suele producirse en pacientes de edad avanzada, si bien se trata de una enfermedad degenerativa que puede dar lugar a síntomas subyacentes incluso 20 años antes del diagnóstico clínico.

Esta es una de las cuestiones más importantes que ha motivado que investigadores y científicos de todo el mundo aúnen fuerzas interesándose por encontrar metodologías que hagan posible la detección precoz para poder tratar a los/as pacientes incluso mucho antes de la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad.

¿Cuál es una de las vías de estudio en este sentido? La neuroinflamación está altamente implicada en el avance del Alzheimer y es por ello que las últimas líneas de investigación que conectan esta enfermedad con el desarrollo de problemas gingivales graves como la periodontitis, apuntan hacia la reducción de la inflamación como factor capaz de retrasar el deterioro cognitivo.

La inflamación como nexo entre Alzheimer y enfermedad periodontal

Alzheimer y periodontitis son enfermedades cuya asociación se lleva estudiando no pocos años. En cambio, es ahora cuando se ha podido contar con estudios más sólidos que gracias a la experimentación en humanos han podido evidenciar su conexión.

Una de las vinculaciones está en un hecho puramente fisiológico, que no es otro que la cercanía entre el cerebro y la boca, algo que propicia que las bacterias puedan traspasar mucho más fácilmente la barrera hematoencefálica.

Además, el planteamiento de esta asociación debería abordarse entendiendo que se trata de una conexión bidireccional. Por un lado, el deterioro cognitivo progresivo hace que las personas que empiezan a padecer Alzheimer reduzcan drásticamente sus buenos hábitos de higiene bucodental, lo que afecta a su salud oral y aumenta las posibilidades de padecer periodontitis.

Por otro, el proceso inflamatorio secundario a la periodontitis podría inducir fenómenos neuroinflamatorios que favorecen la aparición de Alzheimer.

En este último sentido, varias investigaciones apuntan que el principal patógeno bacteriano de la periodontitis, Porphyromonas gingivalis, es capaz de reproducir los procesos pato-fisiológicos que se asocian al Alzheimer a través de sus toxinas gingipaínas.

Las bacterias son capaces de pasar a la circulación sanguínea causando bacteremia, produciendo una inflamación sistémica en todo el cuerpo y favoreciendo procesos de base inmunoinflamatoria como el deterioro cognitivo.

Así es que varios países, a través de diferentes empresas investigadoras, están tras la búsqueda de la etiología del Alzheimer y el planteamiento de alternativas terapéuticas, dando mucho más peso a la necesidad de cuidar la salud de las encías.

Mejorar la salud oral para prevenir el Alzheimer y la enfermedad periodontal

Dado que los procesos inflamatorios parecen estar detrás de la conexión entre Alzheimer y enfermedad periodontal y que se ha evidenciado que los/as pacientes con periodontitis tienen más riesgo de padecer Alzheimer, no es baladí apuntar que una correcta salud e higiene oral es vital para nuestra salud en general, tanto en el presente como en el futuro.

Así es que, los/as pacientes con síntomas tempranos de Alzheimer deberían contar con evaluaciones muy exhaustivas de su salud oral para resolver cualquier problema que puedan presentar sus encías ya que el trascurso y avance de su enfermedad tiene un altísimo impacto sobre su morbilidad y discapacidad, derivando en un elevado grado de dependencia para tareas tan cotidianas como la higiene bucal.

Por ello es tan importante cuidar este aspecto en enfermos con Alzheimer; y no sólo a fin de evitar la aparición de la periodontitis, sino también con el objetivo de prevenir el avance del proceso neurodegenerativo.

Por último, debemos hacer hincapié en la importancia de fomentar una buena salud oral en la población adulta, sobre todo aquella con factores de riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas ya que, en España, la tasa de pacientes con periodontitis supera el 65% en mayores de 55 años y la prevalencia de la enfermedad del Alzheimer está entre el 4 y el 9%, con una incidencia que se duplica cada 5 años a partir de los 65 años.

Consulta con especialistas

¿Tienes dudas sobre cómo abordar el cuidado de tu boca a esta edad? ¿Crees que la salud de tus encías se ha deteriorado con el paso del tiempo? ¿Existen en tu familia casos de personas con Alzheimer que precisen de un cuidado especial respecto a su salud oral?

No dudes en contactar con nosotros para resolver cualquier duda o concertar una cita el equipo de la Clínica Antonio Liñares.

Como expertos en periodoncia, se encargarán de ayudarte a mejorar no sólo tu salud oral sino tu salud en general. ¡Consúltanos!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más Información;